No me gustan los lunes

|
Lunes. ¿Que se puede esperar de un día que ha empezado con tener que levantarme? Y aunque al final lo he hecho ha sido con una tremenda apatía. Terminó el fin de semana y con él, el partido de baloncesto de los sábados en el colegio, las risas con los niños en la comida sin prisas ni agobios, pasar las horas muertas tirada en el sillón después de comer con los ojos medio cerrados, poder acabar de ver la peli aunque sean las tres de la mañana sin preocuparse de la hora que me tengo que levantar mañana, el partidito de fútbol de la tele...

A las 8 ya he terminado de preparar desayunos y bocadillos para niños y después de constatar que tengo una crisis en la nevera que sin falta tengo que solucionar, me siento a tomar un café, sopesando muy seriamente la posibilidad de metérmelo por vena, a ver si me despejo. Mientras, voy leyendo la prensa. Los titulares me joden el día aún más: ETA vuelve a atentar en Madrid. Pienso en la posibilidad de volver a meterme en la cama y levantarme sobre las 6 de la tarde, pero sé que tengo que sacudirme la pereza que he oído que es pecado.

Así que después de pasar un rato entre fregona y plumero, me voy a mi cita ineludible con un montón de papeles lleno de números a ver si se voy poniendo en marcha las neuronas. Menos mal que al menos, el día no va a ser muy frío.

Y es que lo siento, pero no me gustan los lunes.

3 comentarios:

Alvaro dijo...

Si es que están hechos a mala leche, coño, hombrepordios!

BS

RECOMENZAR dijo...

Estaba en mi blog cuando entraste Que alegria verte de nuevo besos......... maravilloso escrito no te pierdas que yo........los sigo

Verdemelon dijo...

Estoy contigo, odio los lunes, y en el trabajo que tengo, gracias a mi jefe, he aprendido a odiar los jueves... cosas de la vida (el se pone nervioso y a mi me entran los siete males).

Como os admiro a las madres.

;)

Bss

Blog Widget by LinkWithin