R.I.P.

|
Endorfinas: sustancias que produce nuestro cuerpo que inducen a estados de bienestar, tranquilidad, relajación, entusiasmo y buen ánimo.

O algo así.

Yo, con eso de que a lo mejor me animo un poco, he seguido algunos consejos para obligar a este vago cerebro mío a liberar endorfinas:

Escuchar música que me guste: pues me ha dado por poner la misma canción, una y otra vez a ver qué pasa. Martirizaos los tengo a todos en mi casa y ahora para colmo, no me la puedo sacar de la cabeza; desesperada me tiene.

Rememorar recuerdos felices: cierro los ojos y me relajo... y como no duermo bien, me quedo troncho durante unos cuantos minutos y cuando los abro de nuevo, casi no sé ni quien soy ni donde estoy (que por otra parte no está nada mal).

Escuchar sonidos relajantes como el viento y el mar. Si abro las ventanas, por las de dentro sólo escucho gente gritando, la mayor parte de veces en rumano al son de un martillo hidráulico y de radiales varias y mi vista son toneladas de escombro y tierra. Si abro las de la calle, me azota la cara la nieve, la lluvia y si tengo suerte, sólo un viento gélido que me deja la cara tan estirada que ya quisieran los de Corporación Dermoestética. Y bueno, lo del mar no lo he probado que me pilla un pelín lejos.

Lo más importante, el súmmum, la bomba, lo mejor, lo que hace unos meses funcionaba, hacer deporte. Después de levantarme a la siete, preparar desayunos, ver que mi hija no llega tarde, colocarla camino del colegio, ponerme a limpiar un poquito y discutir con el arquitecto, salgo pitando para el gimnasio. Vengo arrenglá, con un frío del demonio y casi ni abrir la nueva puerta del portal que pesa (o me parece a mi) como dos quintales y medio. . . y encima ahora, ponte a trabajar.

Del sexo casi ni hablamos. Es meterme en la cama, caer en coma profundo y no querer saber nada de nadie. A las cinco tengo los ojos como platos y un humor de perros. Así que lo dicho, mejor ni hablamos.

Me queda probar la del dolor. Como también son muy buenas como analgésico natural, podría ir pellizcándome los brazos o lo mofletes o darme unos alfilerazos de vez en cuando para ver si se ponen en marcha, pero si digo la verdad, esta he decidido directamente pasarla por alto.

Resumiendo. No sé que órgano, glándula o lo que sea produce las endorfinas, pero sea cual sea, la mía o esta de vacaciones o se ha declarado en huelga o lo que es más probable: se ha muerto.

Descanse en paz.

15 comentarios:

Cosechadel66.es dijo...

Venga, Ojazos! Que no queda nada para esas terracitas que te van a liberar tantas endorfinas que no vamos a saber donde meterlas. Y todas las obras acaban, incluso en Madrid...

Tq.

TORO SALVAJE dijo...

Resucitarán.
Verás como si.

Besos.

Belén dijo...

Bueno, ya verás como en la primavera no te cuensta tanto crearlas... a veces parecen dormidas pero están ahí...

Besicos

Juanjo dijo...

La primavera, como dice Belén, te traerá nuevas energías. Besos guapa.

Lucía dijo...

Con el frío que dicen que ha hecho estos días (acabo de volver de vacaciones) igual es que se te han congelado.

¿Por qué no pruebas a meterte en una piscina climatizada, calentita, nadar un poco y a ver si se descongelan? Además, como es hacer deporte, puede que tengan efecto doble.

Besitos

Elreves dijo...

La Música es el motor, la clave es mucha música, y el ritmo, las endorfinas.....
Un abrazo

calma dijo...

Si es que las obras acaban con uno Alba, llevo tres años y aún no me he recuperado del año que estuve enfrascada...
Qué bien lo cuentas, parece que te veo los ires y venires... jajaja.
Besitos y cuídate

Mamba Negra dijo...

me he cambiado los 2 blogs que tengo por seguridad..
1) http://mambatieneunnuevoblog.blogspot.com/

2)
http://mambasecambiaelblog.blogspot.com/
gracias!!me he cambiado los 2 blogs que tengo por seguridad..
1) http://mambatieneunnuevoblog.blogspot.com/

2)
http://mambasecambiaelblog.blogspot.com/
gracias!!

efe dijo...

Despues del frio llega la primavera Amiga, y esta te altera.
Despues de tiempos llenos de obligaciones al final llega el disfrute.
Un besote.
efe

sue dijo...

Yo tampoco sé nada de endorfinas, pero te animo a que sigas buscando.

alma dijo...

Disfrutar de las pequeñas cosas poniendo la atención en ellas....ahí se descubre la magia de las pequeñas cosas. Entonces la vida funciona como un regalo...pero no hay que dejar espacio a la queja...

Dr.Mikel dijo...

A mi las endorfinas me las provoca el deporte y la mala hostia mi jefe. Ahh, se generan en la glándula pituitaria y el hipotálamo durante ejercicios vigorosos, excitación, tambien con los orgasmos, y se parecen a los opiáceos ya que porducen analgesia y una sensación de bienestar.

Alejandro Pardellas dijo...

Pues deberías haber mencionado la canción que tanto insistes en escuchar.Así sabríamos entonces lo que tienes ahora en la cabeza jajaja.

Besos guapa!!!

manuespada dijo...

No es por nada pero tienes que arreglar esto ya, sobre todo lo referente al sexo, por favor!

MAR dijo...

MILES DE ENDORFINAS PARA TI Y BUENA ENERGIA BELLA ALBA.
BESOS
MAR

Blog Widget by LinkWithin