¿Deseados?

|
Debería sentirme contenta. Según marketingdirecto.com, los cuarentones (osease, mismamente yo) somos la generación más deseada. Me refiero al marketing. Sí, somos el objetivo ideal para el mercado actual. Por ejemplo, una de las tendencia de la industria del ocio es rescatar grupos del pasado (Joaquín Sabina, Miguel Ríos, Los Secretos...) y organizar conciertos sabiendo que el éxito está garantizado. Por otro lado, también están las escapadas o restaurantes de lujo o la venta de electrodomésticos o automóviles de alta gama. Así que deberíamos sentirnos alegres y despreocupados, ya que se supone tenemos un elevado nivel adquisitivo y una gran capacidad de consumo.

Pero como de todos es sabido que el dinero no da la felicidad (aunque sin duda ayuda) también es la época de la "crisis de los 40" o también llamada crisis vital. Se llega a lo que se llama "la mitad de la vida" y se empieza la fase de envejecimiento. Afecta a mujeres tanto como a hombres y puede llevar consigo una leve depresión. Esta, sin embargo, afecta el doble a nosotras, las féminas. A partir de esta edad, muchas más mujeres que hombres se sienten infelices. Se sienten atrapadas en una vida aburrida e insípida, no tienen ánimo ni entusiasmo y sueñan con alguna forma de cambio o modificación en su vida que llene el vacío que sienten. Todo esto además, acompañado de poner buena cara puesto que los hombres, que no entienden que se pueda estar triste o desanimada sin ninguna causa aparente, se sienten amenazados y acaban atacando aquello que no comprenden.

En mi caso han ocurrido en muy poco tiempo dos cosas que han afectado de manera patente mi vida. Una, mi hijo mayor de 16 años, ese que hace na era un canijo desdentao decidió irse a vivir con su padre. "Síndrome del Nido Vacío", cuando los hijos dejan de depender de la madre y ella ya no se siente necesitada. Por otro, la muerte de mi padre, que me recordó de forma dramática que hace mucho tiempo que dejé la niñez, que estoy sola y que la muerte es una cosa totalmente real que no les ocurre sólo a los demás.

Para colmo, es primavera y no solo en El Corte Inglés. No es que me queje, que si a mi me dijeran que el infierno está formado por hielos perennes y eternos, lo mismo iba a misa un día sí y otro también. Pero cuando llega es que me sienta fatal. Se me deben revolucionar las hormonas con el cambio de estación y cuando los demás tienen calor yo llevo dos jerseys y cuando te dicen "parece que hoy ha refrescado" a mi me entran los calores...

En fin, que últimamente he andado un poco depre y he llegado a la conclusión que estoy en plena crisis de los 40. Pero como tengo ese gran poder adquisitivo, podría comprarme... ¿alegría? ¿una nueva infancia para mi hijo o un padre nuevo? Me da que no. Así que simplemente he decidido que si las hay (y para ello voy a informarme en internet) quiero tener la crisis de los 50, los 60, los 70 y si es posible, también la de los 80 y que me quiten lo bailao. Aunque quien sabe, lo mismo mañana ya estoy pensando otra cosa.

9 comentarios:

Alvaro dijo...

He creído entender que a lo mejor te gustaría comprar la comprensión de tu pareja. Dado que soy yo, te la dejaré baratita, casi gratis. Vamos, que con un "te quiero", bastará. De todos modos, será que tengo que hacerlo mejor.

Tq

Nokenicus dijo...

Hola, pasando a saludar y tambien para invitarte a que pases y veas mi blog a ver si encuentras algo de tu agrado y si te gusta intercambiemos enlaces, una suerte de fucionar dendritas o algo asi diria yo,je.
Saludos y hasta la proxima.

Belén dijo...

Mujer, yo soy de la opinión que hay que quemar etapas de la mejor manera posible, y que las crisis siempre son momento que, una vez superados, mola mucho mirar hacia atrás...

Besicos

juan rafael dijo...

Con tantos jerseys, serás fácilmente reconocible por la calle jeje.
Yo sólo tengo a los pesaos de Movistar todo el día con mensajes y, de momento, los niños se quieren quedar con su madre.

Mucha de la Torre dijo...

Precioso texto sin desnudez esta vez ...donde me haces recrear con tus letras y balancearme al revés.
Veni a votar en mi otro blog y reite

la jardinera dijo...

Será que yo ya paso cinco años de los cuarenta, por eso de "por el culo te la hinco" pero yo me siento en la flor de la vida. jamás tan feliz conmigo misma, jamás más pletórica y radiante. Me siento como imán. Con fuerza.
Ya llegarán los bajones algún día. Hasta entonces sólo hago que reir y enfrentarme a la vida con optimismo y con ganas, y a lo demás, que le den por el mismísimo c...
Te envío mi ánimo. Has nombraod dos razones de peso para estar alicaída, pero, aunque una no tiene remedio (papi), lo de tu hijo puedes negociarlo contigo misma y verlo desde otra perspectiva que te permita disfrutar más de ti misma y de Alvaro. A tu hijo no lo has perdido. Has perdido tu posesión sobre él, un error en el que caemos casi todo el mundo que somos madres o padres.
Bueno, cuarentañera, que le des la vuelta a todo, que estás en la mejor edad, ¡¡que se pongan dos de dieciocho a nuestro lado...!! ¡¡no tienen ná que hacer!!
:)

Besicos,

Helen Maran dijo...

Mis saludos y felicidades por el espacio y la nota,un abrazo de luz desde israel,helen.

Tha dijo...

Huy! casi estamos igual, en mi caso la que se va es la niña de futuros 16, pero bueno... pasados los 16-18 tienen que marcharse, y verás que en cuanto tengan las mayoría de edad estarán deseando irse de casa pero ¡a la suya! (aunque sea compartir pisito).
Los cuarenta y tantos se pasan genial y los próximos ¡ni te digo!
Besoss

Max dijo...

Conozco bien la falta de ánimo y la depresión sin motivo aparente (pese a mi condición masculina, y muy a mi pesar) ¿será grave? ¿Mi reciente entrada en el medio siglo quizá?
En cualquier caso, un gran placer visitar tu acogedora casa.
Besosss

Blog Widget by LinkWithin